Noticias

Retos de la

educación virtual en el mundo

La virtualidad ha planteado diversos cambios y retos en diferentes campos, en la educación  ha impulsado la transformación con el propósito de ampliar el horizonte de posibilidades que le permiten a las instituciones de educación superior crecer y a los estudiantes y docentes acceder a metodologías innovadoras y disruptivas a través de plataformas virtuales. Es así, que, a través de Un Café con Scala, un espacio de charla virtual liderado por Scala Learning, Sergio Abramovich, CEO de esta organización, contó para él cuáles son los retos del sector y cómo ve desde su experiencia el futuro de la educación superior.

El experto en educación contó qué es para él la educación virtual y cómo desde muy joven se vio involucrado en este sector, destacando las bondades de esta modalidad, que él considera una herramienta poderosa complementaria para la experiencia presencial. 

“La educación virtual nos ha replanteado nuevos modelos educativos, brindándonos soluciones de cómo podemos crear conexiones, cómo ayudamos a las universidades a conectarse con la sociedad, cómo ayudamos a los alumnos a tener mayor proyección,  y cuando el tema es experiencia y conexión sin duda debe ser online, es lo que trae esa dimensión al proceso educativo que te lleva más allá de las cuatro paredes de tu casa, tu escuela o institución, que como educadores es lo que queremos, ir más allá”, afirmó. 

Para Abramovich, los retos de la educación virtual han evolucionado a partir de las necesidades mismas. Destaca que, a pesar de que en un principio uno de los principales desafíos de la virtualidad fue la conexión e 

infraestructura, ya se ha ido superando; sin embargo, menciona que el reto actual para las instituciones educativas es la adaptación al cambio, y explica cómo ese cambio hace parte de la evolución misma.

“Hay un riesgo en cualquier cambio y es que las universidades a veces son reacias y lo son lógicamente porque tienen un gran tesoro y una responsabilidad social. Entendemos a las universidades en su desafío y temor, sin embargo, tienen que seguir creciendo porque los alumnos están cambiando, la sociedad está cambiando, debemos tener otro tipo de impacto, y el desafío es entender que esto es parte de la misma misión de seguir evolucionando” comentó. 

El CEO de Scala Learning también mencionó que otro de los desafíos de la educación virtual es el miedo abrumador de enfrentar el cambio solos, teniendo como premisa que el paso a la virtualidad requiere de cambios institucionales que van ligados a la apropiación del tema y del desarrollo y operatividad de este.

Texto

“Es muy difícil dar el paso a la virtualidad solos,  es por eso que Scala es justamente ese socio que ayuda a no caminar solo. Sin duda el que tiene que caminar es la universidad, pero ir solo en este camino es un gran desafío y tener un socio que te ayude a ver cómo hacer un cambio institucional, cómo trabajar con los profesores para que entiendan que la metodología es pedagógicamente efectiva, cómo prepararlos, cómo funciona, cómo le doy una experiencia única a los alumnos, aunque no estén en el campus, esas preguntas que las universidades tienen y que creen que son insalvables son los desafíos en los que podemos ayudarlos a trabajar para ir a un camino de virtualidad”, mencionó.

Para el experto, que lleva más de 22 años en el sector, desde las instituciones se debe pensar en generar una experiencia educativa sin importar si es en el aula o fuera de ella, y deben asegurarse de que la metodología pedagógica con sello de calidad aporte para que esa experiencia educativa sea efectiva.

“Una buena experiencia educativa tiene que ser de calidad sin importar si el aula es virtual o presencial. En Scala ayudamos a la universidad a hacer esto una realidad. La innovación nos ha permitido trabajar de diferentes formas, en diferentes lugares, en diferentes entornos, la metodología pedagógica que soporta esto hace que puedas construir una experiencia 

educativa efectiva, que es lo mismo que vas a tener que hacer en un campus”, señaló.

En cuanto al futuro de la educación, Abramovich señaló que la educación pasa por un quiebre de las cuatro paredes y es un tema actual, dado que la educación está fluyendo y ha permitido que más personas en América Latina trabajen para empresas en Estados Unidos o gente de Nigeria dé soporte a proyectos en Europa. El reto de la educación para Abramovich es seguir adaptándose y brindando respuesta a los desafíos del mercado global.

Para el experto es importante que las instituciones centren su atención en las competencias de las personas, en cómo ayudar a los alumnos en diferentes programas a identificar “partners”, a identificar dónde está la buena información, a identificar datos, a desarrollar sentido crítico, y a desarrollar las competencias que van a ser claves en el futuro. 

“El futuro va a pasar por la creación de competencias, va a haber foco en el desarrollo de sentido crítico, las personas entenderán cada vez más la importancia de la educación continua en la cual el grado es más flexible y en la cual no existe una dicotomía entre virtual o presencial. Simplemente las instituciones y alumnos van a encontrar la mejor metodología y esto irá haciendo parte del aprendizaje”, puntualizó.